Marketing de contenidos para todos

con No hay comentarios

Sí, sí, también marketing de contenidos para empresas pequeñas. ¿Tienes un negocio familiar? ¿O una pyme? ¿Eres autónomo? Sea cual sea el tamaño de tu empresa o de tu negocio, si utilizas esta herramienta -en la medida de tus posibilidades y de tus recursos- tú también te beneficiarás de los fantásticos resultados que proporciona.

Los beneficios del marketing de contenidos para empresas pequeñas

Dos datos interesantes para empezar:

  • El 80% de los consumidores prefiere un artículo a un anuncio para obtener información sobre el producto que está pensando comprar.
  • El 45% de las empresas dedicó más de la mitad de las campañas de marketing del año pasado a la generación de contenidos, y el 78% cree que la inversión en este concepto seguirá creciendo.

 

Contenido de valor que convierte leads en clientes

El marketing de contenidos, basado en la creación, publicación y difusión de contenido de valor, no está reservado a las grandes empresas. Cuando pensamos en canales que funcionan muy bien, que ofrecen a sus usuarios contenido de valor y consiguen convertir leads en clientes, nos vienen a la cabeza casos como el de IKEA, con sus vídeos de decoración y organización del hogar en el canal de YouTube «Pregúntale a Allen», o el de Iberia, con su blog Me gusta volar.

Probablemente, estas grandes empresas realizan una inversión en la creación y difusión de contenidos para sus canales que no puede igualar cualquiera. ¡Quién pudiera hacer algo similar! Pero… ¿es este tu caso?

Marketing de contenidos para empresas pequeñas

Si tu objetivo no es ser IKEA ni ser Iberia, ni tus medios son los mismos que los suyos, no tienes de qué preocuparte: simplemente, diseña -o encarga, en caso de que no seas un profesional de este sector- una campaña de marketing de contenidos para empresas pequeñas, una estrategia a tu medida.

 

¿Por qué te conviene meterte en esto del marketing de contenidos?

¡Con la de cosas que tienes ya, como para meterte en este berenjenal! Pero pensémoslo bien, hay muchos motivos para considerar la opción de probar con el marketing de contenidos:

  • Te permite llegar a las personas a las que realmente puede interesar tu producto: te encuentran en Internet cuando escriben las palabras clave por las que has posicionado tu web.
  • Te sale mucho más barato que invertir en publicidad.
  • A largo plazo, te proporciona un mayor retorno de la inversión.
  • El coste del mantenimiento de los canales que necesitas, blog y páginas en redes sociales, es muy bajo.

 

Eso sí, en el caso de que no tengas web y has decidido que ya es el momento de crearla, no solo para darte a conocer sino también para incorporar un blog que complete tu estrategia de marketing online, la inversión inicial sí es importante. Deberás pedir presupuesto y considerar los costes de:

  • El dominio para tu web
  • El hosting
  • La programación y el diseño (si lo haces a partir de una plantilla de un CMS -sistema de gestión de contenidos- será más rápido, más fácil y más barato), para lo que deberás contratar a un profesional.
  • Los textos, que escribirá un copywriter (¡ideal que sea enfocado a SEO!). Este profesional será también quien cree y redacte los contenidos para alimentar tu blog y tus redes sociales. Si además es community manager, ¡genial!
  • Las imágenes, ya sean propias (si las hace un fotógrafo) o compradas en un banco de imágenes.
  • El SEO, imprescindible para que tu web aparezca en los resultados de las búsquedas de Google.

 

¿Cómo debe ser el marketing de contenidos para empresas pequeñas?

Empezaremos por lo que no estás obligado a hacer para tener éxito:

  • Crear y publicar contenido todos los días.
  • Dedicar horas y horas -y muchos dolores de cabeza- a generar contenidos, en vez de centrarte en tu negocio
  • Tener una web impresionante, un blog súper activo y páginas y perfiles en todas las redes sociales habidas y por haber, para difundir esos contenidos que tanto te cuesta crear.

Consejos: marketing de contenidos para empresas pequeñas

Por el contrario, lo que sí te va a ayudar a alcanzar tus metas es:

  • Determinar claramente el presupuesto del que dispones para invertir en marketing de contenidos.
  • Escoger los canales más adecuados para difundir tus contenidos.
  • Planificar, planificar y planificar: la estrategia de marketing, el calendario de publicaciones y los pasos a seguir.
  • Establecer objetivos razonables y medir cada una de las acciones, para saber si funciona y poder realizar los ajustes necesarios.

 

Para todo ello, es imprescindible contactar con un profesional. Por eso, el primero de los puntos que acabamos de nombrar es determinar de qué presupuesto dispones. Hacerlo todo tú mismo, o pasárselo a un familiar siempre dispuesto a ayudar, o al hijo del vecino, que sabe tanto de redes sociales y cobra poco, no acostumbra a funcionar. Cualquiera de estas opciones suele llevar al abandono de los canales creados, después de que no lleguen los resultados.

 

Y un dato importante a tener en cuenta: las semillitas que plantas con tu marketing de contenidos para empresas pequeñas darán fruto a medio plazo. No esperes obtener resultados con dos buenas publicaciones ni esperes que una campaña de un mes te vaya a servir para algo. Esta es una carrera de fondo.

 

Un caso práctico para acabar: una pyme que apuesta por el marketing de contenidos y lo está haciendo muy bien, tanto con el blog como con sus cuentas en redes sociales: IATI Seguros.

 

Sea cual sea el tamaño de tu negocio, no lo dudes, ¡apúntate al marketing de contenidos para empresas pequeñas!

 

Si quieres tantear el terreno, saber cómo podría ser una estrategia de marketing de contenidos para tu negocio en función de la inversión que has pensado realizar, qué canales serían los más adecuados para el producto que vendes y qué tipo de contenidos y con qué frecuencia deberías publicar, contacta conmigo en:
marta-arroyo@textosyredes.com
Compártelo:

Dejar un comentario