8 motivos por los que renovar la web corporativa

con No hay comentarios

Motivos por los que renovar la web corporativa hay muchos. Cuando miras la web de tu empresa y no te acaba de convencer, cuando se ve un poco anticuada -y tú sabes que lo está, porque ya tiene sus añitos-, cuando te gustan más las webs de la competencia que la tuya… Es el momento de plantearse la renovación.

Por qué renovar la web corporativa

¿Que si es imprescindible embarcarte en semejante historia? ¿Que si no es suficiente simplemente estar en Internet, aunque tu web no sea la mejor del mundo? Revisa estos 8 motivos por los que es importante tener una web moderna y actualizada. Hay más, pero estos son algunos de los más importantes. Y después decide si vale la pena o no renovar la web corporativa.

 

1. La web es la imagen de tu empresa, tu escaparate

Es fácil que el visitante haga la asociación web anticuada  empresa desfasada. Todos buscamos en Internet lo que necesitamos y cuando vemos una web, nos quedamos automáticamente con la imagen concreta que nos transmite. Y ya sabemos el peso que tienen las primeras impresiones.

¿Sabías que el número de usuarios de redes sociales se acerca a los 3.500 millones en todo el mundo? Mira este gráfico de Hootsuite:

Es un dato impactante, sobre todo si tenemos en cuenta que la población mundial es de casi 7.700 millones. Pues sí, algo menos de la mitad de todos los seres humanos estamos conectados a las redes, y unos cuantos más no tienen presencia en redes sociales pero sí buscan lo que les interesa en Internet. Tus clientes potenciales también lo hacen, todos ellos te van a encontrar a través de tu web.

 

2. Tu web debe estar preparada para incorporar todo aquello que te pueda ser útil

Las nuevas tecnologías te ofrecen un montón de opciones, y seguro que puedes sacar provecho de algunas de ellas. Por ejemplo: ¿te iría bien tener una tienda online, o un blog, o determinados plugins, o vídeos y podcasts… y resulta que no puedes porque tu vieja web no tiene suficiente capacidad para admitirlos? ¡Pues vaya fastidio!

 

3. Tu web debe ser sencilla de utilizar por parte del usuario

El visitante debe poder encontrar rápidamente cuál es la especialidad de tu empresa, qué productos o servicios ofrecéis, dónde estáis ubicados…

 

4. Tu web debe tener un editor sencillo e intuitivo

Que te permita cambiar o añadir contenidos de manera ágil, sin tener que recurrir al programador cada vez que necesitas algo. ¿Y por qué hay que estar cambiando cosas? Para que no parezca un catálogo estático visto en una pantalla, sino un medio vivo y en constante evolución.

 

5. Tu web debe poder incorporar herramientas de medición

Como Google Analytics. Si tienes una web es para que te reporte beneficios, y para ello necesitas saber cuáles son las características demográficas de las personas que la han visitado, qué contenidos son los que más les interesan, desde qué canales han accedido a la web…

 

6. Tu web debe ser responsive

Es decir, debe estar adaptada a dispositivos móviles: verse correctamente y ser perfectamente navegable desde smartphones y tablets. Si tu web no es responsive, ¡¡estás perdiendo clientes!!

Web corporativa responsive

Atención a estos datos:

  • Los españoles dedican una media de 3 horas y 51 minutos al día a su smartphone (6 horas en la franja de 18 a 24 años).
  • Más de 7,6 millones se consideran adictos al móvil.
  • 3,7 millones dicen que no son capaces de estar más de una hora sin mirar el móvil.

Al margen de que las cifras son preocupantes (y la tendencia es que sigan subiendo), ¿qué crees que sucede cuando un usuario visita tu web desde su móvil y comprueba que no está adaptada? Efectivamente: se va. Y lo más seguro es que no vuelva.

 

7. Tu web debe estar optimizada para SEO

Para que tu público objetivo dé con tu web rápidamente. Da igual que ofrezcas el mejor producto o el mejor servicio, que tu empresa sea la más puntera o la más innovadora en su sector, que tus precios sean los más competitivos. Si apareces en la página número 25 del buscador de Google, nadie te va a encontrar.

 

8. ¡Estrenar nos gusta!

Es cierto que renovar la web corporativa da trabajo: hay definir su estructura y sus contenidos en función de la estrategia de marketing de la empresa, encargar los textos a un copywriter, el diseño a un diseñador gráfico, el desarrollo a un programador, las imágenes a un fotógrafo -o al diseñador, para que busque las mejores en un banco de imágenes-, el SEO a un especialista…

Pero, ya que no hay más remedio que hacerlo, ¡qué satisfacción da verla publicada, después de tanto trabajo! Por fin tienes una web que se identifica con la empresa, que transmite el mensaje que quieres, que te hace sentir orgulloso de compartir con tus clientes, con tus partners y con tus proveedores.

¡Qué satisfacción da renovar la web!

 

Recuerda que, si no tienes tiempo o ganas de encargarte de todos estos asuntos, o si no sabes por dónde empezar para buscar y coordinar a todos estos profesionales, te puedo echar una mano con la gestión del proyecto. Además de escribir los textos para tu web como copywriter, también coordino equipos para ofrecer a mis clientes un servicio integral de comunicación.
Por si quieres ahorrarte algunos dolores de cabeza y poderte dedicar a lo tuyo sin estar constantemente pendiente de la nueva web.
Escríbeme a:
marta-arroyo@textosyredes.com

 

Compártelo:

Dejar un comentario